QUERIDO PLUTÓN
"Mírame.  Me juzgas por mi tamaño, ¿verdad?  !Pues bien no deberías!  Pues mi aliado es la Fuerza, y poderoso aliado que es."  [Yoda a Luke Skywalker]


   Plutón está cambiando de piel.  Esto se ha hecho evidente tras la reciente discusión entre astrónomos, y la toma de conciencia de cómo su naturaleza física se asemeja más a los pequeños y oscuros asteroides cometarios en el sistema solar exterior.  Pero lo que para mí es maravilloso es que Plutón esta cambiando también astrológicamente, gracias al descubrimiento de los centauros.

   Cuando Quirón fue encontrado, supongo que a nadie se le ocurrió pensar que tuviera algo que ver con Plutón.  Pero la categoría "centauros" entonces no existía.  Piensen sobre eso: existe una nueva categoría en el pensamiento astrológico: los cruzadores de órbitas trascendentales saturni-plutónicos.  Están haciendo que los astrólogos profundicen su entendimiento de Quirón, están abriendo puertas, permitiendo que las personas "toquen a la muerte" para que halla más vida.

   La vida es muy difícil si la vivimos dentro de estructuras rígidas.  Se ha visto siempre como Plutón es un destructor y transformador de estructuras, por lo cual, si vivimos muy cerca de él (quiero decir muy focal en el mapa), pagamos el precio de vivir en los bordes de la vida, más muertos que vivos.  Tiene un inmenso poder para destruir lo que es rígido.  Negativamente, si lo resistimos, si resistimos a la vida de esta manera evitando la muerte de lo que es rígido, nos convertimos en "muros" humanos.  Entonces Plutón se vuelve aplastante y asesino.

   Pero yo siento que Plutón está cambiando.  La vieja asociación de Plutón con Escorpión es clara, pero primitiva y rígida.  Nunca entenderemos a Plutón si lo reducimos a ser un "Escorpión ambulante" o un sinónimo del mundo subterráneo.  Cuánto desea Plutón liberarse de esta asociación se hace evidente cuando pensamos con tanta frecuencia se le ha asociado con Aries, siguiendo el antiguo esquematismo de las regencias.  Ningún otro planeta muestra este "desplazamiento" de su regencia con tanta claridad como Plutón.  Es por eso que Marc Jones usó la frase "iluminación naciente" para describir su dinámica en la vida.

   El inmenso poder de Plutón y su muy pequeño tamaño --más pequeño incluso que nuestra Luna-- nos enseña muchas cosas.  Es también el planeta más remoto.  Cualquier modelo físico, newtoniano o mecánico de la forma en que trabaja la astrología se derrumba cuando se enfrenta con Plutón.  Plutón no es tan trivial.  Quizás este poder y trascendencia se relacionan con la lentitud de su movimiento, con la dinámica y no con sus características físicas.

   Quizás sea esto lo que da poder y trascendencia a los centauros cuando se les compara con los asuntos más triviales de los asteroides más cercanos y más rápidos.  Las órbitas de los asteroides son también más redondas, mas benignas, no "cruzan".  La asociación del cruce de órbitas con el simbolismo de la cruz, y con el dolor y la muerte, no es cosa trivial.

   Existen otros cruzadores, pero se mueven por mundos que son más acequibles a nosotros, tal vez más digeribles (Júpiter-Marte-Tierra- Venus...), y se mueven más rapido, de modo que no pueden ser utilizados para trazar los grandes hitos de la vida de una persona de la manera en que estamos acostumbrados con los planetas de Saturno en adelante.

   Los centauros no son digeribles.  Abren puertas y van más allá.  Se ha encontrado que se asocian con cosas que antes de ellos uno hubiera asociado con Plutón.  Es por esto por lo que pienso que Plutón está cambiando de piel.  Es la muerte la que está cambiando su piel, la muerte psicológica y colectiva.

   La Guerra Fría y el Pacto Atómico-Nuclear¨ ya terminaron.  Plutón los instituyó, y los derribó cuando alcanzó su perihelio.  Entonces llegaron los centauros, cual hijos de Plutón de la oscuridad (como Neso) y de lo profundo (Asbolo) que nos dan éxtasis y nos hieren al mismo tiempo.  Como la vida y la muerte juntas, lo cual significa más y más vida abrazando la muerte y desarrollando la compasión.  Es de esta manera como Parsifal fue capaz de sanar la herida de Amfortas.

   Plutón está cambiando porque Plutón no está fijo a la manera escorpiónica.  Plutón es el cambio mismo.  Cambiamos nuestra piel, transformamos nuestras estructuras cuando ha llegado el momento.  Plutón se está convirtiendo ahora en algo más.  Obtuvo este poder tras haberse sumergido en el mundo inconmensurable de Neptuno.  Salió del mundo de Neptuno con el poder para deshacerse de su propia piel, del mundo subterráneo para bañarse en la infinitud y la inmensidad de la luz y la compasión de Neptuno.

   En cierta forma, hablando histórica y simbólicamente, Plutón emergió de Neptuno preñado de los centauros, los que ha estado liberando al mundo mientras se desprende de su piel.  Antes de ésto, el ¨beso¨ de Plutón era el beso de la muerte, y venía solamente para llevarnos a su mundo.  Pero ahora, con los nuevos centauros, la antigua muerte de Plutón está viniendo a nosotros y volviéndose humana, en lugar de llevarnos lejos.

   Plutón es como un Sol oscuro, como la contraparte del Sol.  Y al igual que el Sol dio nacimiento al misterio de Cristo hace 2000 años, estamos ahora siendo testigos de la consumación de otro misterio en el mundo arquetípico, el fruto del cual es la transformación de los antiguos símbolos y estructuras, la apertura de nuevas puertas, llevadas a cabo por los centauros.
 

Juan Antonio Revilla
San José, Costa Rica, 20 de Marzo de 1999.
 


 
 
 
 
Return to index page