¿Por qué 2003 VB12 y no los otros?


Informacón sobre el descubrimiento:

fotografía de "descubrimiento = 14 de Noviembre 2003, 6h32m57s TU
posición zodiacal = 17,58'19" Taurus
Observadores: M. E. Brown, C. A. Trujillo, D. Rabinowitz, colaboración de QUEST II
Telescopio óptico Oschin Schmidt de 1.2-m + cámara CCD.
Monte Palomar, San Diego (116W51'50" / 33N10'46")
publicado por el Minor Planet Center el 15 de marzo de 2004 a las 12h44m TU.

I

Al ver toda la agitación creada por el descubrimiento de 2003 VB12 ("Sedna") entre muchos astrólogos que de otra manera no se interesan para nada en los descubrimientos recientes en la Franja de Kuiper, me surge la pregunta de por qué razón todos los otros (Quaoar, Ixión, 2004 DW...) cuyo tamaño es sólo un poco menor (Sedna tiene un tamaño máximo de unos 1800 Km) son ignorados.

Personalmente, siento que la razón es la manera en que el descubrimiento de Sedna fue anunciado y el hecho de que desde el principio, en forma arbitraria y en contra de las regulaciones internacionales, sus descubridores le asignaron un nombre mitológico o religioso.

También me surgen cuestionamientos al ver con cuánta facilidad y confianza los astrólogos le otorgan características a "Sedna" apenas 2 días después de que se conoce su existencia, de una manera totalmente apriorística basándose solamente en las implicaciones de la mitología asociada a su (supuesto) nombre. Esto no me emociona para nada, pues como ya saben yo creo que la Mitología tiende a oscurecer y no a aclarar el significado de los planetas.

Sé muy bien que mi opinión sobre el papel de la mitología en la Astrología no es compartida por la mayoría de los astrólogos, especialemnte los astrólogos que se ocupan de los asteroides, así que por favor no vayan a creer que yo me considero dueño de la verdad. Personalmente, creo que un examen de los relatos mitológicos asociados es parte necesaria de la investigación, aunque yo no me sienta interesado en ello.

En particular, siento que el significado de Neptuno y de Plutón se ha visto sumamente oscurecido y empobrecido por la Mitología, y ni qué hablar del campo de la Astrología psicológica en el que he trabajado toda mi vida. Ell énfaisis excesivo en la Mitología ha empobrecido la Astrología. Creo que la base de la Astrología no es la Mtitología sino el simbolismo orbital, aunque también estoy conciente de que esa manera de pensar es controversial.

En muchas ocasiones he llegado a percibir la tendencia entre los que no están familiarizados con la geometría y la dinámica de las órbitas, a considerar el simbolismo orbital como una actividad del hemisferio izquierdo del cerebro, y a ver la Mitología y otros paradigmas no-astronómicos como pertencientes al hemisferio derecho. Pero creo que, en la realidad, ambos acercamientos requieren grandes dosis de los dos tipos de funciones cerebrales.

Las órbitas son musicales, gesticulan y crean formas en la imaginación. Los dominios o ámbitos orbitales crean atmósferas, colores, y tonalidades. Las órbitas siempre "hablan" a través de su movimiento, su dinámica. Su lenguaje es siempre rítmico y poético. Una vez que nos hemos familiarizado con ellas, especialmente con las órbitas extraordinarias y dramáticas como las de los centauros, objetos del disco disperso u oortoides como Sedna, las órbitas se vuelven numinósicas y de gran poder evocador.

La Mitología es parte de la vida, y sus arquetipos se manifiestan en muchos niveles diferentes. "Sedna", la diosa del Mar de los Inuit, hace sentir su venerable presencia en muchas áreas distintas de la vida, en ámbitos orbitales que poco tienen que ver con "2003 VB12". Estoy de acuerdo en que los nombres no son otorgados por casualidad, pero rechazo la idea de imponer sobre el nombre una particular interpretaciuón, limitando así su capacidad para hablarnos libremente en la imaginación.

Creo que es un error hacer la identificación 2003 VB12=Sedna, ya que la diosa Inuit del mar, al igual que todo arquetipo, se extiende hacia afuera y hacia adentro y puede presentarse en varios objetos astrológicos distintos pertenecientes a niveles muy diferentes. Nunca existe una correspondencia 1:1 entre un planeta y un arquetipo, como se hace evidente en el caso de Lilith y su relación con la Luna Negra.

Situado a una distancia de 90 UA, 2003 VB12 es sin duda el asteroide o planetoide más lejano que se ha detectado hasta el momento. Pero no es ni el primero ni el único "oortoide" o habitante de la Nube de Oort interna. Tampoco es al asteroide o planetoide cuya órbita llega más lejos.

2000 OO67 tiende un ámbito o alcance orbital más grande. Se aleja más que 2003 VB12 en el afelio, y en el perihelio penetra hasta la distancia de Urano. Su periodo orbital (12,000 años) es similar al de 2003 VB12. Sin embargo no ha llamado la atención de los astrólogos o de la Prensa, por la sencilla razón de que es comparativamente muy pequeño. Su diámetro es cerca de 70 Km, mientras que el de 2003VB12 es cerca de 1800 Km.

La excitación creada por Sedna o 2003 VB12 entre muchos astrólogos no se debe a que sea el objeto más distante encontrado hasta ahora, sino a que fue anunciado como "el décimo planeta", es decir, se debe a su tamaño. Constituye una demostración de hasta qué punto los astrólogos están dominados por el materialismo prevaleciente que le da importancia a un objeto sólo cuando es grande.

II

En el mundo transneptuniano, las marcas se rompen frecuentemente.

En los años recientes ha habido varios descubrimientos más allá de la Franja de Kuiper, y todos ellos representaban en su momento "el objeto más alejado". En este instante, existen por lo menos 18 transneptunianos que han sido descubiertos más allá de las 50 UA, normalmente considerado el límite externo del cinturón de Kuiper. De éstos, el más notorio es 2000 CR105, localizado a 55 UA. Se trata de un oortoide con un período de 3400 años que llega hasta las 411 UA en el afelio, y que a diferencia de los demás objetos del disco disperso, llega sólo hasta las 44 UA en el perihelio, sin acercarse a Neptuno como los demás.

Difiere de 2003 VB12 solamente en grado, pero es relativamente pequeño (250-300 Km), y por lo tanto nunca recibió la atención del astrólogo común.

Hace sólo 3 semanas, el mismo equipo que encontró a 2003 VB12 había anunciado el descubrimiento de 2004 DW. Este objeto es tan grande o probablemente más grande (1600 Km) que Quaoar (1250 Km), y con seguridad es más de la mitad del tamaño de Plutón. Fue encontrado a 48 UA, en los "confines" o frontera del cinturón de Kuiper. Debido a su tamaño, sobresalía como el más grande con la excepción de Plutón, y si hacemos a un lado los objetos de menor tamaño como 2000 CR105, era también el más alejado hasta ese momento.

Sin embargo no recibió atención de parte del astrólogo común, lo cual, creo yo, se debió a que no fue anunciado como "el décimo planeta", y a que no se le asignó ningún nombre específico, y por lo tanto no venía acompañado de una mitología.

El descubrimiento de "Sedna" / 2003 VB12 es sin duda fascinante debido a su gran lejanía y su tamaño (límite superior 1800 Km, 2/3 de Plutón. ). Pero por qué tantos astrólogos se han emocionado por este descubrimiento e ignoran la existencia de objetos ligeramente más pequeños? Por qué los astrólogos se emocionan tanto por "Sedna" y no por 2004 DW, 2000 OO67, 2000 CR105, o los increíbles 1996 TL66 y 1999 CZ118?

Mi respuesta, y mi tesis, es: no se les ha prestado atención porque 1-) son más pequeños,  2-) no se les ha asignado un nombre, y 3-) no fueron anunciados en su momento en la Prensa de todo el mundo como "planetas". Estas 3 razones ponen en evidencia paradigmas que rigen la forma de pensar de los astrólogos en general hoy en día? el materialismo? la mitología? la dependencia en los climas de opinión creados por la prensa?

III

Tras  la puesta al día de la órbita de 2003 VB12 con 2 observaciones de "pre-descubrimiento" de 1990 y 1991, es posible calcular con más precisión su distancia media al Sol y su período orbital. Sabemos ahora con certeza que los períodos orbitales de 2003 VB12 (o "Sedna") y de 2000 OO67 son prácticamente idénticos, y esto nos permite aclarar ciertos puntos.

Tanto VB12 como OO67 pertenecen a la misma región del Sistema Solar exterior. Llamar a VB12 "un miembro de la Nube interna de Oort" pero a OO67 "un objeto del Cinturón de Kuiper" por la única razón de que OO67 se adentra en el Cinturón de Kuiper en el perihelio y Sedna no, es arbitrario y gratuito. Sedna NO es el primer objeto de la Nube de Oort interna, sino el primero hasta ahora hallado que permanece allí en forma exclusiva, sin acercarse nunca a Neptuno.

La definicón de la frontera entre la "Nube Interna de Oort" y el Cinturón de Kuiper no es algo establecido o resuelto. Depende de si aceptamos la afirmación del co-descubridor M. Brown en el sentido de que la Franja de Kuiper termina a las 50 UA, cerca de la distancia del afelio de Plutón. Si aceptamos ésto, entonces 2000 CR105, que en el perihelio llega a las 44 UA o lo que podríamos llamar "el borde externo" del Cinturón de Kuiper, es una versión disminuida de 2003 VB12.

La diferencia entre VB12 y OO67 es la siguiente: OO67 en el perihelio alcanza hasta "nuestro mundo", hasta la distancia de Urano, mientras que VB12 siempre permanece mucho, mucho más lejos; NUNCA llega anuestro mundo, pertenece a otro mundo totalmente, a un "meta" mundo más allá del mismo Cinturón de Kuiper. Personalmente, considero un error clasificarlo con los objetos del disco disperso y los centauros --como ha hecho el Minor Planet Center, pues en realidad pertenece a una nueva categoría de objetos.

En términos de dimensiones "cósmicas", la órbita de OO67 es más eimpresionante que la de VB12. OO67 toma el mundo del "más allá" de la Nube Interna de Oort  y lo trae hasta nosotros (hasta cierto punto), haciendo un puente entre los dos mundos, uniéndolos, mientras que VB12 permanece completamente alejado e "indiferente" a este mundo, nunca se hace humano, nunca nos toca, no impregna nuestro mundo como lo hacen los centauros y cuasi-centauros, no "lo rodea y lo rige" como los objetos del Cinturón de Kuiper.

Pensemos, por un momento, en el paradigma del cristianismo: Dios se hace (o se ha hecho) hombre. Astrológicamente, ésto son los oortoides que entran a nuestro mundo crucificándose (su movimiento perpendicular al Sol y su cruce de órbitas) como OO67, 1999 TD10, 2002 VQ94, y --más que ningún otro-- 1996 PW, debido a que llega mucho más cerca, cruzando la barrera de Júpiter. Por esta razón los encuentro más interesantes que 2003 VB12 o "Sedna", son más dinámicos, se extienden hacia nostros y hacen que sucedan cosas, mientras que VB12 se rehúsa a hacerlo.

Pero VB12 posee una cualidad que los otros no tienen: su comparativamente enorme, "plutónico" tamaño. Esta es la razón por la cual está acaparando la atención. Su gran tamaño lo hace cualitativamente diferente del resto, pertenece a un orden diferente de la jerarquía. Pero piensen, por ejemplo, en Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis: ¿acaso son figuras más débiles porque pertenecen a un nivel inferior de la jerarquía? Por supuesto que no.

Se trata de agentes o mensajeros de "arriba", del más allá. Su pequeño tamaño comparado con sus prototipos más grandes es casi inversamente proporcional a su fuerza, un principio que queda demostrado dramáticamente por objetos del disco disperso como TL66. Estos objetos "de menor cuantía" en lo que a tamaño se refiere, o inferiores en la jerarquía, ponen en evidencia la tonta falacia de desechar un objeto como "poco importante" o débil simplemente porque es pequeño.

¿Es "Sedna" o VB12 el décimo planeta? No existe ninguna duda en mi mente de que no lo es, de igual manera que Plutón --de tamaño muy similar-- no es el noveno. En mi opinión, tanto Sedna como Plutón son representantes de otros como ellos: 2004 DW, Quaoar, Ixión --e indudablemente muchos más que están por descubrir, los cuales se yerguen como destructores de los "paradigmas del tamaño" y de las "regencias" en Astrología, como heraldos del "final del tiempo", el final de los planos y cuadrados paradigmas que dominan la Astrología.

Aún así, estoy totalmente seguro de que los astrólogos se mantendrán ignorando los cuerpos más pequeños, aún cuando la diferencia es relativamente poca (2004 DW). También mantendrán la tendencia a ignorar los objetos que no aún no han recibido nombre, una tendencia muy común ya entre los que se interesan por los asteroides. Los astrólogos --al igual que el resto del mundo-- están dominados por el paradigma "Newtoniano" y materialista del tamaño, y atrapados en el "paradigma de los nombres" y la Mitología...

... los cuales en mi opinión han empobrecido la Astrología. Sólo espero que los astrónomos encuentren rápido algunos objetos más del tamaño de Plutón (o mejor aún, más grandes), algo de lo que hoy ya no existe duda, de manera que los astrólogos puedan comenzar a trabajar en serio en el exámen y la re-definición de los anticuados modos de pensar que con tanta facilidad se asumen sin ser cuestionados.


NOTA
: información fidedigna sobre la posición zodiacal de Sedna / 2003 VB12 está disponible libremente en los siguientes lugares:

foro "Centaurs":
http://groups.yahoo.com/group/Centaurs/message/26079

freeware Riyal 1.83:
http://www.expreso.co.cr/centaurs/riyal.html

Astrodienst:
http://www.astro.com/swisseph/sedna.htm


Juan Antonio Revilla
San José, Costa Rica, 21 de Marzo de 2004.

 


 
    
Return to index page